«Esa manía que tenéis los jóvenes de facturarlo todo»: cuando la facturación se ve mal

«Esa manía que tenéis los jóvenes de facturarlo todo»: cuando la facturación se ve mal

El título sobre facturación es una frase literal que me escribieron una vez por privado en Linkedin, hace algunos años cuando me ofrecieron una «colaboración» en un sitio online, y al sacar directamente el tema de la remuneración empezaron los sermones curiosos.

Por supuesto tras responder amablemente que lo que hacía vinculado a redactar -y hago- me apasiona pero que el amor al arte no paga facturas, aquella persona al otro lado de la pantalla me soltó una serie de parrafadas untadas en demagogia barata y no aplicada a su persona, por supuesto.

Es curioso porque realmente aquella publicación contaba con ingresos económicos provenientes de publicidad, así que mencionar facturación o cualquier asunto relacionado con ámbito económico supongo que significaba repartir lo que se estaba recaudando, y aquella persona audaz prefirió intentar hacer chantaje emocional.

BSO para leer «Esa manía que tenéis los jóvenes de facturarlo todo»:

MORCHEEBA, tema «Part of the Process» porque el título ya define perfectamente cómo los inicios son duros y cómo las experiencias en ese tramo profesional nos curten y enseñan a ir normalizando lo que teníamos idealizado.

Además, reescribí este artículo (original del 2016 en mis borradores) escuchando en bucle esta pieza y me ayudó a volcar lo que quería transmitirte.

Si quieres potenciar la lectura de este fideo de opinión con buena música de fondo no dudes en dar al play y degustar el texto al máximo posible:

Mencionar facturación se castigó con chantaje emocional

Efectivamente aquella persona entró en la dinámica de intentar dejarme como «pesetera» al intentar conocer simplemente si habría pago de por medio. Rápidamente me di cuenta de que se había avecinado otro pájaro más sobrevolando a quien creyó que era una pardilla -no digo que no, que acababa de poner en marcha mi servicio de redacción freelance-.

Lo que sí sé es que realmente lo que sucedió es lo de siempre, algo muy habitual en terrenos creativos que seguro te sonará si te dedicas a un sector artístico o conoces a alguien que trabaje de ello: tú curras y te pago en visibilidad, mientras engordo mi bolsillo y mi contador de visitas con tu trabajo, esfuerzo y dedicación.

Por eso a su perorata cínica -y casi enfermiza, debo decir, por la insistencia en mi supuesta falta de valores al abordar tema facturación- respondí lo que sentía. Aún así siguió intentando convencerme de mi mal enfoque por querer cobrar… Efectivamente es que vaya manía tenemos la gente normal de querer pagar facturas, y de querer comer… ¿Qué será lo siguiente, darse de alta como autónoma y querer oficina desde donde trabajar decentemente?…

¿Cobrar es malo? ¿La facturación es algo prohibido?

No nos engañemos con el tema dinero que esto trae cola también, entonces cuando escribí un borrador abordando este tema allá por 2016 y ahora en pleno 2021: parece ser que decir en voz alta que quieres vivir bien queda mal para según qué gente… ¡Pero no verás vivir mal a quienes cuestionan que quieras cobrar por tu trabajo!

A tod@s nos gusta -o gustaría- vivir bien, y esto no creo que haya nadie que lo pueda negar porque cada un@ concibe ese bienestar económico de diferente forma y puede abarcar infinidad de puntos como por ejemplo:

  • Tener piso o casa.
  • Mobiliario original.
  • No tener deudas.
  • Salir a hacer la compra sin lista.
  • Viajar.
  • Ir a restaurantes.
  • Tener un coche o varios vehículos.
  • Ropa acorde al estilo que se tenga.
  • Poder invertir en ocio: música, cine, teatro, danza, exposiciones…
  • Accesorios de marca (zapatos y/o bolsos de firmas).
  • Moda de diseño.
  • Futuro asegurado para familia.
  • Añade aquí lo que te haga feliz.

Así que me queda claro que para un@s es viajar, para otr@s tener una casa, para un@s un coche, para otr@s ropa, para un@s dar lo mejor a sus hij@s, etc. y no creo que haya nadie que no quiera estar tranquil@ en lo que a dinero ingresado en su cuenta se refiere por un trabajo bien hecho. Si alguien te cuestiona esto huye y no trabajes jamás a su lado.

¿Tú también has vivido alguna situación difícil relacionada con facturación?

Cuéntame, estoy en Facebook, Twitter e Instagram esperando tu feedback.

Compartido el fideo de opinión la sopa sabe mejor 😉 Sigue las publicaciones, contenido nuevo cada semana a partir del 8 de septiembre: espero tu visita.

TE PUEDEN INTERESAR ESTOS FIDEOS:

  • ¿Qué le dirías a tu yo adolescente? Lo tengo claro y te lo cuento
    Seguro que a mi yo adolescente le trasladaría varios mensajes imprescindibles, y quiero compartirlos contigo. Imagina que pudieras viajar atrás en el tiempo, con todo lo que sabes, ¿qué sería lo primero que te dirías?
  • Dolor emocional: llora si lo necesitas porque eso no te hace débil
    El dolor emocional está ahí, ¿quién no ha sufrido por un ser querido, por una mascota apreciada, por una ruptura…? Llorar no te hace débil.
  • La violencia, el lenguaje de la sociedad en la era digital
    La violencia me preocupa, y cómo van creciendo los casos en la sociedad más. Resulta cuestionable qué educación estamos ofreciendo para que en los colegios haya aumento de casos de Bullying, y qué está ocurriendo en esta sociedad para que hayan proliferado violaciones en manada, agresiones grupales… Toda una serie de reflexiones se han despertado […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *